miércoles, 24 de febrero de 2016

Soy un psicópata.

Soy un psicópata.
No me malinterpretes. No voy por la vida rebanando a la gente con un cuchillo, o convirtiéndola en una masa sanguinolenta con un bate, aunque he de decir que, en algunos momentos de ira extrema, he tenido bastantes ganas de hacerlo.
Mayormente, ser un psicópata no afecta mucho tu vida diaria. No es que te asalten deseos incontrolables de matar gente. ni nada por el estilo. Supongo que habrá psicópatas que sean así, ya que no hay dos psicópatas iguales, pero te aseguro que el psicópata promedio es un Bill Gates, no un Hannibal Lecter.
En general, simplemente tienes un código moral completamente distinto al del resto de la sociedad. Por supuesto, hay psicópatas que creen que matar está bien, o que mutilar no debería ser castigado. Ahí tienes al amigo Hannibal Lecter, haciendo estofados con seres humanos y comiéndoselos con cubertería de plata, pero eso cambia en cada psicópata.
Por mi parte, me parece que el canibalismo está bien. Tampoco es que me parezca bien que alguien mate a otra persona para comérsela, pero si alguien muriera y en su testamento dijera "puedes hacer lo que te dé la gana con mi cuerpo", creo que lo que haría sería donar el cuerpo a la ciencia y quedarme una parte para probarla, o algo así. Dicho de otra manera, no me gusta en asesinato, pero no creo que el canibalismo sea la gran cosa. Si hablamos de "respetar el cuerpo de una persona", podríamos perfectamente decir "pues ahora no hay autopsias, ni cremaciones, ni avances médicos, ni donaciones de órganos", ¿verdad? Además, la cantidad de personas cuyos cuerpos no se han respetado en la historia y que no habían hecho nada malo es exorbitante. Y, como último argumento, me parece mucho más importante el respeto por lo que una persona representaba en vida, que el respeto por su cuerpo. Si después de la muerte de alguien desprecias lo que esa persona representa, es peor que mear en su cadáver, y, de la misma manera, creo que puedes hacerle lo que quieras al cuerpo de una persona y aun así respetar lo que esa persona era y representaba. Sé que poca gente (quizá ninguna) comparte mi opinión, pero de todas formas creo eso.
Ah sí. Palabrotas. Mierda. Puta. Joder. Me cago en Dios. Zorra. Conchetumadre (significa "la vagina de tu madre"). No me parecen especialmente ofensivas. Son palabras relacionadas con cosas que nos dan miedo o asco, al menos dentro de la cultura occidental. El sexo. Los fluidos corporales, y las enfermedades que pueden causar. Dentro de doscientos años casi todas las palabrotas que usamos ahora ya no le resultarán ofensivas a nadie. De la misma manera que ahora "demonios" no nos parece ofensivo. Hace unos siglos, cuando Dios estaba en su auge, "Demonios" era probablemente tan palabrota como "puta" hoy en día. Así que no me parecen ofensivas.

Otra de las cosas en las que se demuestra mi psicopatía, es a la hora de establecer relaciones con los demás. Tengo muchas dificultades a la hora de expresar mis sentimientos, ya que, por lo general, cosas que a otra persona lo alegrarían mucho o lo pondrían triste me afectan mucho menos. Nunca me sentido en un éxtasis total, y sólo he sentido un miedo intenso e irracional una vez en mi vida. Sí, he ido varias veces a parques de diversiones y no lo pasé muy bien, a pesar de que me gusta la adrenalina.

Además, me ocurren episodios de "antisocialismo", no, no son episodios de ser de derecha (qué mala broma), sino que simplemente no quiero ver a nadie, hablar con nadie, ni ir a ninguna parte. Soy así.

No lo paso mal. No es que el ser psicópata me arruine la vida, No quiero que la gente se apiade de mí, o que me digan que vaya a terapia. Por cierto, la psicopatía no se cura. Mi cerebro simplemente funciona de manera diferente. No es una anomalía o una enfermedad. Es que las sinapsis y neuronas de tu cerebro funcionan de manera diferente. No se puede "arreglar".

Gracias por escucharme.